BlackJack

Es muy fácil aprender el blackjack en línea. Hay una habilidad educativa básica que es necesaria en las normas del blackjack: saber sumar.
Y con esa habilidad, usted querrá alcanzar una puntuación de mano cercana a 21 sin superarla, y quedarse más cerca del 21 que quien reparte. Superar los 21 se conoce como un bust (pasarse). Eso son malas noticias para usted, ya que sus fichas empezarán a desaparecer rápidamente.

BlackJack Estrategia

No hay reglas oficiales para el blackjack online. Dependiendo del casino, las reglas del blackjack pueden variar.
Sin embargo, usted siempre recibirá dos cartas. Usted querrá jugar dependiendo de lo que el repartidor ha mostrado. (Una de sus cartas permanecerá boca abajo hasta que todos los jugadores acaben de jugar). Por lo tanto, tenga su propio número mágico con el que usted pedirá cartas y se quedará. El repartidor siempre se quedará en 17 y por encima, y los jugadores pedirán hasta alcanzar 17. Con este nuevo conocimiento, la mejor forma de jugar es, sencillamente, repartir dos manos: una para el jugador y otra para el repartidor. Juegue contra el repartidor y, una vez que decida plantarse, gire la carta oculta del repartidor. Recuerde que, como repartidor, jugará hasta alcanzar 17 y se plantará en cualquier punto entre 17 – 21.

Algo bueno de este rápido juego de cartas es el hecho de que el jugador compite totalmente solo contra quien reparte. No hay una estrategia para el que reparte, por lo que a un jugador de blackjack principiante no debe darle nunca vergüenza buscar un repartidor amable y familiar, que, básicamente, le puede ofrecer una lección de blackjack y darle algunos buenos consejos al respecto.
Lo mismo sucede con los otros jugadores de la mesa. (No hay ninguna regla de blackjack que afirme que un jugador no puede revelar sus cartas, etc. Esto se tratará más tarde.)

Valores de las cartas según las reglas del Blackjack:

El as vale 11 o uno; todas las cartas con figura valen diez. Todas las cartas con números valen el número de la carta. Olvídese de los palos, ya que no tienen importancia en las reglas del blackjack.
Un blackjack, o un “natural,” es equivalente a cualquier carta con valor de diez, emparejada con un as, para llegar a 21. En la mayoría de los casinos, esto suele pagar 3:2 – Por ejemplo, una apuesta de 10$ recoge un premio de 15$. El Blackjack sólo puede caer dentro de las dos primeras cartas repartidas. El resto de combinaciones son sencillamente 21.